?

Log in

No account? Create an account

Entradas anteriores :O | Entradas siguientes :O

FanFic~ Zealous Romance O3

Zealous romance- Capítulo 3: “Cambio de aires, viejos momentos”

 

Caminamos hacia la salida aun alucinando por el numerito de la chica, pero Nicholas parecia mas bien perturbado. Hubo momentos en que la manera de reaccionar de Nick que me sorprendieron muy gratamente y causaron en mi chispas de felicidad esplendidas. Hacia una semana que nos conociamos y
lograba cosas que nadie antes habia hecho, aunque para frustrarme seguia siendo un mujeriego.

Nos encontrabamos comiendo tranquilamente en el restaurante de la esquina, tenia la sensacion de que hablaba sola, y era porque el solo se encontraba en la tierra en cuerpo, su mente vagaba por fuera a saber donde. Lo mire tentadoramente una vez sentados, deseaba soltarle un
“te lo dije” de una vez por todas, pero guardaba silencio solo para hacerlo sufrir y ganar la batalla. El comia resignado mientras yo sonreia maliciosamente. Deje el tenedor al lado y bufe sonoramente, por fin separo la vista de su plato para mirarme.

-Dilo Jelly lo estas deseando.- Dirigio su atencion hacia otro lado haciendo
el que no quiere escuchar.

-Aja... - Se sorprendio de mi reaccion de no abrir la boca y cuando volvio
a observarme aproveche, fue mi momento.- Te lo dije.

- ¿Feliz? - Realizo la pregunta con ese sarcasmo que solo el sabe utilizar.
-No.- Sin decir una sola palabra, con la expresion de su cara me indico que prosiguiera.- Veras... Estas preocupado e ido, no has comido como siempre y no estas intentando hacerme enfadar para despues reirte. ¿Por que debería estar feliz?
-Gracias.- Dijo con sinceridad, me ponia ridiculamente nerviosa cuando su rostro se volvia serio.- ¿Sabes lo que mas me molesta?
-Que afecta a tu trabajo.- Pese a los hechos, era un profesional.- Y que tengo razon.- Quise hacerme la listilla y logre sacarle alguna sonrisa,
pero necesitaba una reflexion en su cabeza.- Nick, si tanto te gustan
las mujeres, ¿Porque no te conformas con una, pero una de verdad?- Contesto mas rapido de lo que me esperaba, supongo que no queria
hablar de ello.

-No es tan facil.- Suspiro.- No quiero... Tampoco siento... - Se callo, rogaba por favor que continuara, pero no lo hizo- ¿Y tu?- Bien eso no me lo esperaba.- Me refiero, no eres una mujer precisamente fea para estar sola.- Si era un piropo, logro sonrojarme.
-Yo, no... -Nunca queria hablar de esos temas.- Digamos que necesito confiar mucho en las personas, al contrario de tus amiguitas, no me conformo con una noche de pasion.
-¿Por que te comparas con ellas?- Involuntariamente mi mente ideaba
una relacion con Nick, y el voluntariamente se las ingenio para meterme de nuevo en aprietos.

-¿Estas intentando insinuar algo Nick?- Le dije mientras nos levantamos
para salir, rio maliciosamente y me acobijo por mi cintura. Un contacto exquisito.

-Yo no, pero veo que tu si...
-Es un tema del que no quiero hablar ¿Si?- Ya estaba un poco harta de tanta picardia de su parte y que siempre se saliera con la suya.
-Lo que tu digas.- Me dio un beso en mi cabeza y giro mi cuerpo para enfrentarlo --No puedo dejar que mi decoradora favorita se enfade.- Rei ante su comentario y me envolvio entre sus brazos logrando que enloqueciera a causa de su aroma, lo dije, decorar su casa solo me
traeria ventajas.

Al llegar a la empresa cada uno se destino a su lugar de trabajo y no
lo volvia ver hasta la hora de la reunion. Solo pensaba en las dos
horas que me quedaban para llegar a mi hogar.

-Jelly.- Me llamo Nick desde la puerta , ¿Quien sino?- Vamos a la
reunion.- Recogi lo necesario y lo segui, era la primera vez que
participaba en una
y los nervios me carcomian.- Tranquila, todo ira bien.

-¿Por que crees que estoy nerviosa?- Pregunte preocupada, no queria
que se notara.

-Mirate, te peinas cada dos segundos y caminas como si llevases cohetes en la solapa del zapato.- Rei y me relaje.- Recuerda, eres una profesional.
-Lo soy.- Dije convencida, agradeciendo a Nick sus palabras, eran las idoneas para animarme, me conocia.

 La mayor parte de la reunion, paso sin complicaciones. Nada de miradas entre
el y yo, a la hora de trabajar eramos como dos personas diseñadas de la
misma manera. George respondio entusiasta ante mis nuevas ideas, Samanta por su lado, cada vez que entraba para traerle cafe al director, es decir George, o algo que necesitase intentaba asesinarme con la mirada. Aunque sus ataques solo producian que recordara la escena con una grata sonrisa.

-Bien Nicholas.- Hablo el Sr.George para todos, pero se dirigio especialmente hacia Nick.- Como todos saben, mañana estrenamos una campaña a nivel mundial, incluyendo Europa. Tu eres el director de publicidad y creo que debes ser tu quien lo supervise aunque nuestras sucursales de
alli se encarguen de todo. Si necesitas a alguien del equipo tienes libertad
para que te acompañe en el viaje.- Nicholas no se inmuto ante la noticia, sereno como siempre.

-Si.- Solo esperaba que Nick no se fuese por mucho tiempo, porque en lo que tenia que ver conmigo; no queria volver a Europa.
-Creo que Jelly seria indispensable.-¿He oido bien? Parece que al Señor George tambien le sorprendio, al fin y al acabo era una novata.- Ella domina perfectamente tanto el frances como es español, a parte de que
es nativa de alli y tambien habla el idioma de Barcelona, seria unos puntos a favor para representar la empresa de forma internacional.- Para mi mala fortuna al Señor George parecio iluminarse la cara.

-Muy buena idea.- No, yo no queria ir a Barcelona, recuerdos y pesadillas.- Jelly prepara las maletas.
Me contuve a contestar y segui la reunion normal pero sin mi sonrisa. Estaba preocupada, quise entretenerme todo lo posible para salir de la reunion sola. Reflexionar sola. Tranquilizarme sola.
-¿Nick cuando aprenderas a preguntar?- Cuestione resignada -¿Y si no quiero ir, y si no puedo hacerlo?
-Estaba seguro que... -lo interrumpí, idiota yo.
-¡Tu siempre estas seguro de todo!- Se habia acercado demasiado, nos encontrabamos los dos discutiendo, bueno mas bien yo sola.- Claro el señorito esta acostumbrado a que a todo le digan que si… ¡Pero yo tengo una vida!
-Tu trabajo-Me callo inmediatamente, el dejo de hablar por unos segundos.- esa es tu vida.
-No tienes derecho a decirme eso Nicholas.- Musite al borde del llanto, pero mi orgullo impedia mostrar una sola muestra de debilidad o inseguridades. Suspire rendida y herida, con paso firme abandone la sala, en la puerta volvi mi vista atras para dar un vistazo. No se habia movido, seguia parado en el mismo lugar con la mirada fija sobre mi, era tan profunda que no podia descifrar que sentimientos escondia esta vez.

Por fin en casa. Eso fue lo primero que pense nada mas poner un pie en mi apartamento; vacio, ordenado, decorado... mio. Solo lo encontraba vacio por el simple hecho de que Nicholas, hoy no me acompañaba. Habia prometido no volver a sentirme asi, insegura. Todos los episodios que tenian que ver con ese estado de animo se encontraban relatados y terminados en mi antiguo diario.
En ese mismo libro escrito y protagonizado por mi, estaban encarceladas las pesadillas que me perseguían los días de lluvia, pero Nick había abierto la vida recordandome la otra vida que ni siquiera deseaba pensar que alguna vez
existio, queria aprender a ser feliz en su totalidad, no solo cuando estaba con el.

Me dirigi a darme un relajante baño, cuando atenta a la imagen de
mi cuerpo desnudo ante el espejo, decidi examinarme. Miraba el cristal, donde se reflejaba mi anatomia en su naturaleza, un fisico que no
coincidia son mi estado de animo. Entonces recorde que ningun hombre me habia visto asi, entonces revivi todas esas inseguridades por ocultar
las marcas. Marcas ahora inexistentes, ningun moraton coloreaba mi piel.
Empece por los pies, subi la vista a mis piernas delgadas y una de ellas con una marca de nacimiento color cafe, mis caderas no muy anchas y una cintura para mi gusto muy estrecha. El busto, la piel en esa zona era
aun mas palida, el tamaño pasaría desapercibido si no llevase escote,
pero en su forma aun se notaba la juventud. Analice mi clavicula y
cuello, sin rasguños y por ultimo mi rostro. Con una sueva forma
ovalada, contrariamente con pomulos y mandibulas levemente marcados. Unos labios no muy extravagantes dibujaban sonrisas que con Nick salian solas, podria decir que los mios eran un tanto carnosos, pero al tocarlos no pude imaginar que tacto tendrian los de Nicholas. Mis ojos almendrados con unas pestañas
muy largas se recreaban de forma divertida con mi ondulada cabellera caoba, que llegaba aproximadamente por la cintura. Queria cambiar, mi mirada era muy fria para tratarse de alguien joven y actualmente feliz, queria mostrar mi imagen sin tapujos y no culpar a Nick por los errores de otras personas.Llevaria el diario a Barcelona, especialmente para entregarselo a alguien y que le carcomiera la conciencia. Preparando mi maleta cai que era un viaje de renovacion y para disfrutar.



ñaca,ñaca, JAJA, cada vez mas cerca de lo bueno :O JAJA, no les adelanto nada pero... ME VOY!
runaawayraainbow.tumblr.com
twitter.com/StteffyWittner
www.fotolog.com/mydreamisthey_jb