?

Log in

Entradas anteriores :O | Entradas siguientes :O

FanFic~ Zealous Romance O5


-Deja de mirarme asi.- Muy bien se habia percatado pero no creo que le disgustase. Él seguia hipnotizado por su ropa y yo pude sonrojarme con libertad.

-No te estoy mirando.- Dije convencidisima.- Tu te exhibes.

-Si me ayudas a vestirme dejare de exhibirme.-¿Porque me miraba tan serio?

-Nick, solo voy a plantearte la situacion, primero: hace bastante calor. Segundo: no vamos a ir a ningun restaurante de lujo. Por ultimo: siempre sabes perfectamente que ponerte no es ninguna ocasion especial, vistete y vamonos.- Tal vez sono un poco autoritaria, por eso mismo cuando acabo me hizo una señal con su mano en la frente de “A la orden general”.

Enseguida se vistio al final nada espectacular unos jeans oscuros ajustados con una camiseta de pico, mis favoritas para admirar su torso. ¡Jelly por favor dejalo estar!

-¿Acaso no te ha gustado el espectaculo?- Pregunto con segundas, como siempre el sarcasmo era su humor favorito.

-Una “novia” tiene ciertos derechos.- En la palabra magica hice las comillas con mis manos, mientras hablaba jugaba con el cuello de su camisa. Pero el siempre perspicaz fue capaz de darle la vuelta a la oracion.

-Los mismos derechos que tiene un novio.- Su cara picara me dijo que aquello no era todo.- ¿Tu no te vas a cambiar?

-Ya estoy lista Nick.- Dije riendome, a veces sus juegos se asemejaban a los de un adolescente.- A parte, tu te tienes que ganar esos derechos porque soy yo quien te esta haciendo el favor.

-Estoy de acuerdo.- Disminuia la distancia peligrosamente, lo cual me ponia nerviosa, no queria que me creyese que era otra de sus chicas... Yo quería ser Su Chica, solo yo. Retrocedi tan solo un paso.- ¿Porque te alejas?- No me gustaba que le tuviese que dar tantas explicaciones, eran muy complicadas.

-Nos tenemos que ir ya.- Excusas... Prosegui.- A las ocho es la presentacion, son las tres y media, ya nos hemos retrasado muchisimo, no hemos comido y encima tenemos que preparan las presentacion.

Mientras le daba mi mini discurso cogia su cartera y todo lo necesario, me empujaba para salir. Cuando salimos de la habitacion dejo de empujarme y cambio su ritmo de caminar por uno mas pausado.

-¿Necesitas que yo tambien te plantee la situacion?- No lo comprendia y asi se lo hice saber con la expresion de mi rostro.- Uno: nosotros en la presentacion no tenemos que hacer nada mas socializar. Dos: Nos va a sobrar tiempo y por ultimo y no menos importante... ¿Donde comemos?

-No se. ¿Que te apetece?- No lo entendia cada vez que un hombre posaba su mano en cualquiera parte de mi cuerpo tenia miedo de que la caricia se transformase en un duro e implacable golpe, con Nicholas nunca tuve la curiosidad de plantearmelo, sus caricias eran musica, y cuando me arropo por la cintura, el miedo no vino hacia mi.

-Sorprendeme.- Me esforzaba en buscar en el baul de mis recuerdos algun lugar decente para comer, cuando el rumbo de la frase cambio por completo- Dejandote llevar.

 

Eso era lo que habia acordado conmigo misma, mostrarme sin tapujos y dejar atras las inseguridades, pero esto era algo nuevo para mi, y mientras el se acercaba yo permanecia con la semejancita de una estatua.

-¿De que tienes miedo Mercy?- Dijo acariciando mi mejilla con intencion de tranquilizarme.- ¿Eh?- Su dulce voz, sus palabras lejos de relajarme mis musculos se contrajeron y mi rostro se endurecio con una fina capa de ignorancia.

-Yo no tengo miedo Nicholas.- Dije aparentemente segura, menos para el.

-Yo se que si.- Baje mi cabeza, no queria seguir ocultandole la verdad- Puedes confiar en mi ¿De acuerdo?- Ya nos encontrabamos en la calle, entre toda la multitud.

-Te explicare mas tarde.- Me aventure a susurrar encima de sus labios.- Te lo prometo.

-Nunca habia conocido a nadie como tu Jelly...- El contacto visual era permanente, y el contacto en si tambien. Cada uno se encontraba envuelto en los brazos del otro de la forma menos agobiante posible.

Con una presion importante, cada una de sus manos se dirigio a un lugar diferente. La derecha se apodero de mi nuca y a la izquierda de mi mejilla procurando que no me escapara como solía hacer.

Entonces fue en ese momento donde se produjo un elixir magico de sabor, un contacto mas alla de la pasion. No me opuse de ninguna manera, lo que entendio que podia dejar de retenerme tan pasionalmente y cruzo sus brazos en mi cintura. Sentia el calor de su cuerpo, era como si viviera de nuevo. Un pequeño cosquilleo, mejor dicho una bandada de pajaros se movia libremente en la boca de mi estomago, una sensacion increible. Pero no mas perfecta que la forma de besar de Nick, un beso humedo, dulce, y con una ternura pasional que solo el sabia manejar con tanta precision. Dejando de lado el pudor, abri mi boca y movi mi cabeza de lado para explorar su paladar y sentirme mas unida a el. Ante mi acto de desesperacion el sonrio pero en ningun momento paro el beso. Acariciaba mi cuerpo como si fuese dueño y conocedor de cada rincon, pero no era el lugar ni el momento idoneo para pasar a mayores.

-¡Eso si que es pasion!- Un hombre barrigudo y a primera vista mayor, se habia deleitado con nuestro momento, tal fue su emocion que llego a interrumpirnos con tal comentario que provoco en nosotros una hermosa sonrisa. Estas sensaciones eran el mejor cambio de aires en mi existencia.

Fue unos de los mejores dias de mi vida, mientras me vestIa recordaba cada uno de sus besos, en cada uno de ellos la felicidad me invadia sin ningun permiso y me dejaba envolver por todo aquello que su piel provocaba en mi. Estabamos yo en el pasillo del hotel donde cada uno se dirigiria a su cuarto para alistarse.

-Te veo luego Jel..- Dijo en mi oreja mientras me acorralaba contra la puerta de mi habitacion. Su aroma traspasaba las barreras de lo placentero, inundaba mi fisionomia para causar estruendos en mi anatomia e impuros pensamientos en mi mente, de los cuales debia huir por la evidente incomodidad, era una gran primeriza en estas sensaciones.

-Pobre de ti que huyas.- Seguidamente apoye mis labios sobre los suyos, suaves y mullidos. Perfectos. Entre en la habitacion dejandolo con ganas de mas y lo cierto que yo tambien me quede con ganas.

- ¡Te gusta hacerme sufrir!- Rei ante su comentario, en el momento que oi la puerta de al lado cerrarse, cai en la cuenta de que debia apresurarme.

 

Nick y yo estabamos juntos, no sabia de que manera pero juntos. En cinco minutos contados logre estar higienica y duchada.

Mientras recordaba la hermosa tarde, me enfundaba en mi vestido rojo que vestiria esa noche, uso el termino enfundar ya que era muy ajustado al cuerpo, pero lejos de desagradarme, acentuaba mis curvas. Sin tirantes, me las ingenie para colocar mi busto sin utilizar sosten, aunque parecia que la prenda estaba hecha a medida. El maquillaje fue bastante sofisticado, mas que nada porque la ocasion lo requeria: una base suave para eliminar las imperfecciones, labios rojos como el vestido, aunque de un color mate para que no se viera mas exagerado. La linea superior de mis ojos para lograr almendrarlos, punto de luz en el lagrimal y debajo de la ceja para lograr una mirada mas luminosa y por ultimo un poco de rubor. Parece una tarea sencilla, pero cuando se trata de imitar el trabajo de un profesional requeria el tiempo necesario. A lo que se refiere el peinado lo seque ondeando curvas de volumen en el y cree una hermosa cabellera, aplicando mascarilla, acondicionador y demas productos necesarios. Veia a una mujer distinta por fin mi sonrisa no mentia, y habia alguien a mi lado que me cuidaba, aunque sabia de primera mano que esto solo acababa de comenzar. Escogi unos zapatos negros de muy alto tacon. Ya lista por fin, cogi el pequeño bolso tambien negro con algunos detalles plateados y me dirigi a incordiar a Nick.

-¿Nicholas, te falta mucho?- Alce mi tono de voz para que pudiese oirme y me abriera la puerta

-¡Voy!- Oi la llave girar y puse una de mis mejores sonrisas para recibirlo.

-¡Si que has crecido de golpe no!- Dijo haciendose el gracioso y lejos de recibir una calida bienvenida, aunque puso una cara de chiste que me hizo reir.

-Despues tu eres quien me llama humorista de pacotilla.- Entre en la habitacion sin su permiso, por lo visto lo tenia todo a punto, logre sacar unas carcajadas al ver que sin pensarlo ibamos a juego, se puso una corbata roja. Seguia parado en la puerta mirandome las piernas, como aquella vez en la entrevista.-¿Te has aburrido de mis piernas?

Movio su cabeza como despertando de un trance y una fachada seria reino en su rostro, estaba tan sexy.

-Jelly..- Llamo mi atencion pronunciando mi nombre de una manera autoritaria.

-Dime, Nicholas.- Por una vez lo quería provocar, bueno por mas de una vez. Asi que fui acercandome de manera sensual con un contoneo de caderas y a causa de los talones de los zapatos quedando a su altura, muy cerca.- ¿Necesitas algo?

-No puedo permitir que vayas con ese vestido..


runaawayraainbow.tumblr.com
twitter.com/StteffyWttiner
www.formspring.me/Juanalaaloca
www.facebook.com/Stteffy.tomatera
www.fotolog.com/mydreamisthey_jb
my..simply.love.nj-st@livecom