?

Log in

FanFic~ Zealous Romance O1 [Parte O2]


Zealous romance- 1 “Autocontrol” [parte O2]

 

- ¿Adios tigre? - Repeti con cara de asco -¿Que significa esto Nick?.- Tardo en  contestar , se ocupaba de mantener impecable su traje y su peinado
mirandose al espejo.
-Nada. -Y volvio a no mirarme, extrañaba que me prestara atencion.
-¿Es tu novia?- Inquiri no se porque, prepcupada.
-No, esta casada- Ahora se volteo para mirarme, mi cara era un mapa... -¿Acaso te importa?
-Me importa el lugar donde voy a trabajar. -Me sacaria de mis casillas.
-¿Y con quien trabajes no te importa?- Oh, ya entendia sus intenciones. Queria jugar, pues yo tambien y lo que habia presenciado es que delante mio se encontraba un gran besador.
-Puede llegar a importarme - Me acerque a el atrapandolo contra el espejo.- Ya sabes.- Puse mis manos en sus hombros y la fui bajando por delante de su pecho.-–Energetica y apasionada en todo lo que hago , pero... -no le sorprendia mi actitud, supongo que ya pensaba que era  otra chica facil, de mientras yo aprovechaba la situacion y me entretenia con su cuerpo.- Pareceque te van mas maduritas.- Y me fui al otro extremo del ascensor, esperen: Victoria!
-Espera ¿Que? - Estaba bastante molesto -¿Que se supone que acabas de hacer?
-No juegues conmigo, nos podemos llevar genial pero somos compañeros de trabajo. No me subestimes.- Y el ascensor paro justo a tiempo.

El resto de la jornada laboral fue muy relajada, no volvi a hablar con Nicholas aunque si lo vi en diversas ocasiones. En mi cabeza vagaba la duda de como irí a casa. No estaba lejos pero andar con tacones no es precisamente comodo. Saliamos al medio dia, excepto los jueves que teniamos reunion. -Jelly.- Me hablo Nick desde la puerta y yo asombrada dirigi mi vista hacia el.- Te llevare de nuevo a casa.- No fue una pregunta, por lo visto estaba acostumbrado a que siempre lo obedecieran y ni siquiera preguntaba.
-Gracias.
Esta vez el camino fue mas ameno y relajado, no hablamos en absoluto aunque puso la
radio y tarareaba alegremente algunas canciones, o seguia el ritmo con su cabeza.
Intentaba apartar la vida de el, pero aun asa disimuladamente dirigia mi vista para
observarlo de reojo.
-Bueno, ya hemos llegado.- Giro su cabeza hacia mi- ¿Como ha ido el primer dia?- A pesar de
que se notaba en su cara que estaba cansado, intento sonreirme.
-Pues... -necesitaba una palabra para resumir el dia, desde el principio y a mi mente vino el
episodio del ascensor.- Digamos que fue irrepetible.- Logre sacarle una sonrisa mientras yo
lo hacia mostrando mi dentadura.
-Jelly, yo te quiero pedir disculpas.- Creo que tiene problemas de bipolaridad.
-No tienes porque disculparte.- Estaba tranquila hasta que me encontre con su ojos, su
intensa mirada.
-Supongo que no eres como las mujeres con las que acostumbro a tratar.- No mostraba
ningun dejo de verguenza en sus palabras, no avergonzaba de mostrar su activa vida
sexual por llamarlo de alguna manera, pero eso para mi no era suficiente, me
preguntaba por los sentimientos de ese hombre tan sereno.
-Tu tampoco eres como los hombres con los que acostumbro a tratar.
-¿Por que lo dices?- Inquirio confuso.
-Bueno, en un segundo pasas de no hablarme a charlar tranquilamente conmigo, pasas de
ser todo un profesional a convertirte en el Don Juan de la empresa... -Iba a continuar con
mi larga lista de contrariedades que habia en el hasta que me interrumpió.
-Pero no me involucro sentimentalmente con ellas.- Dijo convencidisimo, ¿Tan egocentrico
era que no contaba con lo que podian sentir los demas?
-¿Y ellas?- Intentaba abrirle los ojos.
-Lo saben perfectamente.- Noto mi cara de confusion.- ¿Que es lo que te extraña?
-No podria estar en ninguno de los dos lados, - Fue mas bien un pensamiento en voz alta
aunque coincidia mucho con su pregunta. Dirigi la mirada a la ventanilla, viendo como el cielo entristecia, no me gustaban las tormentas, y me gustaba menos pasarlas sola.- ¿Te invito a comer?- Le dije esperanzada de que no tuviera ningun plan.
-Si lo haces, no me niego.- Dejo su reluciente sonrisa a mi vista, era alguien muy simpatico cuando queria.
-En ese caso, ve a aparcar el coche mientras preparo la comida.
Se produjo un momento de felicidad espeluznante, yo me lo quede mirando, pero el tampoco
evitaba la mirada de mis ojos, nuestra sonrisa era inmutable ante cualquier cosa. Al fin reaccione, torpemente sali del vehiculo y me dirigi hacia mi apartamento. Nicholas tenia muchos cambios de humor, pero eso hacia que mi curiosidad aumentara. Empece a preparar los tallarines cuando el timbre se interpuso en mis fantasias, abri y deje la puerta
de arriba tambien abierta para no tener que volver a dejar la comida sola al fuego. Estaba feliz de encontrarme en mi hogar, para variar, sin mi soledad. Entendi que habia entrado en el momento que se oyo el estruendoso portazo.
-¡Huele espectacular!- No pude evitar carcajear al oir la voz de Nick de ese modo.
-¿Te gusta la carbonara?- Gire para ver su reaccion, pero lo encontre apoyado en la puerta de una manera tan sensual que me sorprendio la reaccion que tuvo apenas segundos antes. No quitaba la mirada sobre mi y eso me incomodaba.
-Mucho.- Ni siquiera lo penso.- ¿Te ayudo en algo?
-No por favor.- Dije en modo de ofensa y senti una risilla de su parte.- Solo, ponte comodo.-  Gire el cuello y le guiñe mi ojo derecho.

-Nick si me disculpas voy a cambiarme, mientras la comida se enfria un poco.- Dije mientras caminaba hacia el pasillo desabrochando las muñecas de mi camisa.
-¡No tardes!- Vaya, si que estaba hambriento el personal...

Llegue a mi habitacion, a la vez que mi mente se retorcia buscando una logica clara sobre lo que estaba pasando con Nicholas, elegia algo que ponerme. Me aleje de lo complicado y tome unos ajustados pantalones negros, con una camiseta azul lisa de tirantes y una chaqueta de punto muy fina sin abrochar. Mi mente no estaba para buscar un vestuario adecuado y un Nick hambriento me esperaba en el salon. En unos microsegundos servi los platos con un poco de agua fresca y soda. -Esto tiene muy buena pinta.- No separaba la mirada de su plato y yo me divertia con su actitud

-¡Buen provecho!
La comida fue muy tranquila y placentera. Sobretodo placentera por el simple hecho de verlo comer. Imaginense: enrollaba placidamente los tallarines son salsa en su tenedor, buscando la forma perfecta, previamente, abria su boca dejando ver por la parte inferior su rosada
y deseada lengua, en el momento que un trocito de tallarin quedaba colgando, con la ayuda de su boca lo introducia sin separar su labios hacia dentro, por causa, una pequeña cantidad se depositaba en sus ellos. Despues de masticar y tragar a un ritmo rapido en cierto modo, volvia a dejar ver esa amiga que guardaba en su cavidad bucal, esta vez para relamerse.

Fue tal mi expectacion que el tenedor que sostenía se cayo. Por lo visto el ruido interrumpio su inspiracion. Observo que mientas el acababa, a mi me quedaba mas de la mitad.
-¿Te distrajiste con algo Jelly?- Por favor que no se haya dado cuenta.
-¿Eh? ¡Ah! No, no, solo que no tenia tanta hambre.- Hola sonrisita nerviosa que se avecinaba en mi rostro…
-Eso se llama comer con los ojos... - ¿Como lo estaba haciendo contigo? Muy bien acertaste. Le mostre otra de mis sonrisas. Puede que haya sido muy obvia, pero no me delataria yo solita. Al acabar, de nuevo se ofrecio a ayudarme, y de nuevo se lo negue.
-Ponte comodo si quieres, pero no te aproveches.- Dije mientras me dirigia a la cocina.
-Claaaaro, Claro.- Ironizo, lo olvidaba, su hobbie era aprovecharse. No me costo nada recoger, solo unos cuantos platos y un par de vasos. Al salir pude apreciar que el ya no se encontraba alli. Seria muy descortes de su parte irse sin despedirse. Me dirigi al baño esperando que estuviera alli, pero no.
-¿Nicholas? ¿Por donde andas?
-Aqui, la habitacion lila.- Se encontraba en mi habitacion. Di unos pasos hacia delante.
-¡No puedes haber sido capaz!- Pude apreciar como deleitaba su curiosidad a costa de mis pertenencias, aunque por el momento solo se divertia con mis bocetos de la mesa de dibujo.- ¿Con que permiso entras?
-Pues con el mio.- Me miro mientras su expresion se volvía maliciosa aunque divertida.- Vas a decorar mi casa.- Ni siquiera me lo pediria por favor.
-¿Por que? ¿Desde cuando?
-Uno: me gusta tu apartamento y estos bocetos estan geniales. Dos: el mio es nuevo y le faltan algunas cosas.
No me desagradaba la idea, mas bien eso empezaba a gustarme. Decorar era un hobbie para mi, me aprovecharia de la situacion, en este caso no hablo de dinero sino de ventajas.
-De acuerdo, ningun problema.- Otra vez con su cara de victoria.- Elige los bocetos que mas te gusten y haremos un presupuesto.
-¿Cuanto cobrarias?
-Nada, solo el material necesario para decorarlo.- Se dirigio al divan donde yo estaba sentada, verlo caminar solo para mi era todo un espectaculo.
-¿Haces algo despues?
-No, ¿para?
-Ven a mi departamento y le echas un vistazo.- Camino hacia la puerta dando por hecho que aceptaria. Y asi lo hice. Agarre cada cosa que necesitaba para irme y me calce las botas. El ya estaba preparado en la puerta. No lo podia creer, sabia que no estaba actuando como deberia aunque no hacia nada malo. El cielo estaba aun mas gris que hace unas horas. No viviamos muy lejos, en menos de lo esperado nos encontrabamos en la puerta.
-Presiento que te encantara.- Y yo siento que el esta mas orgulloso de su apartamento que de el mismo. Adoraba los momentos que dejaba entrever ese lado dulce.- Pero necesita tu toque.
-Mi toque es esencial.- Si tan bello era su apartamento, yo debia ocuparme de el. Era un atico encima nuestro estaba la azotea, estaba espeluznantemente alto. Por fin abrio la puerta y me dejo pasar primero. Era el hogar de mis sueños. Espacioso, luminoso, con un monton de ventanales y con ese toque antiguo.- Muy bien señor adivino no te has equivocado.- Mas bien lo susurre. El tambien observo la panoramica con las manos en sus bolsillos, satisfecho.
-Pareces una niña pequeña.- Se reia por algo que yo tambien podria haber hecho si no fuese porque aun estaba anonadada.
-Sera mejor que te calles Nicholas, sino olvidate del toque.- Le advertí con una mirada amenazante -Perdone, perdone señorita.- Se ocupo de guardar mi chaqueta en el perchero junto a sus cosas y me invito a sentarme junto a el en el sofa en frente de una mesa bajita.
-Elige.- Teniamos toda la tarde por delante aunque fuese una ardua tarea.
-Este.
-¿Ya? ¿Asi de facil?
-Me gusto desde que lo vi, la primera impresion es la que vale.- Y ese comentario fue suficiente para recordar la primera vez que lo vi: interesante, profesional y atractivo.

Gastamos toda la tarde en llamar a las diferentes casas de muebles y materiales, a partir  de las paginas webs era bastante comodo hacer el presupuesto. Nos sorprendimos gratamente al ver que a lo que a gustos se referia, teniamos opiniones comunes y no discutimos.
-Nick.- Llame su atencion y volteo su cabeza hacia mi, el se encontraba comodamente sentado en su cama, rodeado de papeles, con una calculadora y un lapiz en sus labios, en verdad la situacion era graciosa.- Los pintores costaran 1.500$.- El se encargaba de las cuentas mientras yo, en el pequeño escritorio me encargaba de llamar.
-¿Tanto?- Abrio los ojos como si hubiera dicho una barbaridad.- Eso junto a las pinturas son mas de...- Se apresuro a sumar, su pantalon corto de deporte se le habia subido bastante, de esa manera pude apreciar sus trabajos cuadriceps, ¿Acaso las piernas tambien tenian que ser ideales? Pero su grito despejo mis pensamientos -¡2.890 dolares!
-¿Cuantos metros tiene tu apartamento?- En esa pregunta hallaria la respuesta
-Entiendo... -rei ante su cara de psicologo experto.
-Pues ya esta.- Solte todos los objetos que habia a mi lado y fui hacia el.-  ¿Cuanto es en total?- Sumo, removio papeles, volvio a sumar…
-37.910 dolares.- No estaba nada mal para decorar un apartamento de 120 metros cuadrados.-¡No esta nada mal!- Lee mi mente, asegurado. Mi labor ya habia finalizado.
-Nick...
-Dime.- Empezo a acomodar los papeles.
-Creo que seria mejor que me vaya, ya es de noche.- Acomode mi falda y mi pelo mientras hablaba, por el espejo pude pillarlo infraganti mirando algo de mi anatomia trasera que no deberia.- ¿Me puedes llevar? Si no es molestia, claro.
-Vale te llevare, pero...
-Odio tus peros.- Rode mis ojos y lo volvi a mirar, perfectamente plantado enfrente mio.
-Quedate a cenar..


¿Que les parecio?? Bueno, bueno, esto es todo. Ya estoy terminando un OneShot que estab basado en un sueño que tuve hoy :B asi que por ahora disfruten de este capitulo del FanFic y dentro de unos minutos vengo con mas!!! (:
runaawayraainbow.tumblr.com

www.fotolog.com/mydreamisthey_jb
twitter.com/StteffyTomatera



FanFic~ Zealous Romance

Aclaro desde un principio, que este FanFic no fue escrito por mi, en realidad lo escribio una amiga y como no termino de subirlo por su Chotolog le pregunte si me daba el permiso de subirlo poooor aqui (: y saben que dijo?? JAJA, si, me dejo,asi que a partir de hoy voy a subir este FanFic [Novela].
Titulo: ZEALOUS ROMANCE
Genero: Romance, amor, Pasion? :O +18
Capitulos: En progreso. Hasta ahora, mas de 1O
Autora: Kelly Klain Clair
Nota: Espero les guste TODO [FanFic, imagen del FanFic y todo lo que este relacionado con el] Y si quieren saber mas sobre FanFics (Como por ejemplo por que pude +18 en
Genero] ayudense con Wikipedia que les va a servir muchooo!
ENJOY IT!  

 

Zealous romance- 1 “Autocontrol”

 

-Realmente señorita, hay que decir que me tiene gratamente sorprendido .-Ya tenia un pie dentro de la empresa- Pero queda la pregunta final.
-Usted dira-Estaba dispuesta a todo.
-¿Porque desea trabajar aqui?- El hombre expreso la pregunta como si fuera un plato sorpresa, pero no me sorprendió en absoluto sabia la respuesta.
-Veras...- No pude continuar, en ese mismo momento entro un ejecutivo por la puerta.
-Buenos dias Nick- Se dieron la mano y el joven tomo asiento a mi lado. Despues de dedicarme una breve mirada dirigio su atencion a mi futuro jefe para que nos presentara. Mantenia una
postura seria pero con un semblante atractivo. ¿Serian así todos mi compañeros? Ojala.
-Señorita Klaire, - Me llamo George.-El es Nicholas Jonas director de publicidad, en caso de que entres trabajaras en su departamento, por eso mismo he creido que era necesario que estuviera en la entrevista .- Asenti levemente con una sonrisa.
-¿Que edad tienes? - Vaya que directo
-Veintidos.
-¿Estudios?- Ojeaba mi falda en vez de mi rostro o curriculum, un tanto descarado resultaba ahora.
-Carrera de diseño grafico en la universidad de Bolonia y un ciclo formativo de fotografia-Cruce mis piernas en sentido de incomodidad y subio la vista a mis ojos, me di cuenta que George nos habia dejado -¿Donde esta..?
-Veras, por el ya estas dentro.- Sonrei victoriosamente y el de medio lado levantando sus cejas- Si vas a trabajar conmigo necesito saber que estas capacitada - Bien, dijo conmigo, no
para mi. Eso me gusto. Ahora era yo quien se preguntaba su edad, parecia tan joven pero hablaba como si tuviera todo el poder en sus manos, como todo un experto. Eso me atraia mucho, su aspecto era tan apetecible. Oh, Dios mio debo ser profesional, parpade unas cuantos veces y volvi a mi estado natural, concentrada. 
-Bien señor Jonas, sigamos con la entrevista
-¿Idiomas? -una pregunta a mi favor.
-Soy nativa de Argentina asi que hablo español, vivi aqui des de muy pequeña asi que hablo ingles. Al realizar los estudios en Bolonia tambien hablo italiano.- No le sorprendia absolutamente nada de lo que le decia.- Frances tambien lo hablo y por ultimo catalan que es la lengua familiar.
-¿Aleman hablas?- Pero que se pensaba, ¿necesita que hable mas idiomas? Negue con la cabeza.- Perfecto.-–Escribio algo en su libreta -Esta es la ultima pregunta, es la que hacen en todas las empresa pero yo necesito saberla de primera mano. ¿Como te definirias y que le puedes proporcionar a la empresa? Se breve por favor.
-Energetica, apasionada en lo que hago y polifacetica.- Con todo el descaro del mundo le guiñe un ojo. Fue divertido ver su mueca de sorpresa.- Todo lo que puedo ofrecer es yo misma, mi disposicion y todas mis ideas.
-Genial, - Se levanto de su asiento y yo lo imite- te enseñaran las instalaciones y mañana a primera hora entras a trabajar
-Muchisimas gracias señor Jonas- yo sonreia abiertamente mientras el seguia con su sonrisa de medio lado.-¿Debo traer algo mañana?
-Tuteame.- Una de sus manos se dirigio a mi cintura y yo me empece a sentir incomoda por  el deseo que manifestaba hacia mi jefe o compañero, creo que su cargo era mayor.-No traigas a tu novio con eso me conformo- Susurro esas palabras en mi oido y salio por la puerta. Deseaba que fuera mañana, las instalaciones eran fabulosas y hay que reconocer que
todas las chicas tambien, a pesar de las diferencia de edad que habia entre ellas todas median mas de 1.70 y vestian muy bien. Pero yo habia entrado por mis meritos. ¿No?
Al llegar a casa me prepare la cena y me fui a dormir. Sola, como cada noche. Analizaba todo lo que me habia ocurrido en mi dia pero esta vez no escribiria nada en mi diario, ya no. Aquello estaba lleno de recuerdos negros y situaciones en proceso de olvidar. Me incomodaba la idea de que mi jefe fuese Nicholas, me hubiera gustado coincidir con el en
otras circunstancias. Si habia logrado desconcentrarme en una entrevista solo con su presencia, ¿Como lo iba a hacer para trabajar con el? No entendia porque habia dicho lo del
novio, solo 5 minutos antes habia pensado que era todo un profesional, yo estaba alli por el trabajo y no podia darme el gusto de fantasear con el jefe. 

 Al levantarme me fui a correr un par de quilometros, desayune y me duche. La rutina de cada mañana. El telefono me indicaba una llamada entrante de numero desconocido.
-¿Diga?
-Buenos dias señorita Klaire.- Esa voz…
-¿Nicholas? ¿Que haces llamandome? Quiero decir... Buenos dias.- Empece a soltar las oraciones sin orden alguno- ¿Como tienes mi numero?
-Si soy yo, te aviso que en solo treinta minutos empezamos a trabajar y lo cogi de tu  curriculum.-Muchas gracias por avisarme, ¿Sabes algun bus que me acerque hacia la empresa? Hasta mañana no tendran mi coche listo.…
-Ese bus se apellida Jonas y pasa en 15 minutos por ti.
Intente convencerle de que no viniese por mi, que no se molestase lo mas minimo pero en diez minutos estubo tocando mi puerta. Le ofreci pasar sin ningun interes de que se quedase allí por mucho tiempo. Aunque su presencia me alegro mucho la vista.
-Vaya, cuanto color..- Lo susurro pero llegue a oirlo, parecia estar anonadado con la decoracion, era algo vistosa, los colores son alegria. 
-Ventajas de ser diseñadora, es pequeño pero todo mio.
-¿Vives sola?- Curioseo, mientras daba pasos lentos en circulo.
-¿Es otra de tus audaces entrevistas?- Se encogio de hombros mientras fingia ser inocente pero debajo de esa mueca se podia distinguir muy bien su mirada y sonrisa picara, asi que me resigne a contestarle-–Si , mas sola que la una, pero estoy pensando en alquilar una habitacion.  Cuando me gire totalmente, a recoger todo lo necesario para mi jornada laboral, la distancia “sorprendendetemente” disminuyo entre nosotros.
-Me parece bien.- Calma, calma Jelly. Aqui no ocurrira nada.- Buenos dias Jelly.- Llebabamos hablando un rato y ahora me decia buenos dias, tramaba algo. Lo comprobe justo en el
momento que un sonoro beso de su parte se acoplo perfectamente en mi mejilla y me rodeaba con sus brazos. Creo que mi cara de desconcierto le alarmo.- ¿Que? Solo saludo.-inquirio muy convencido con su expresion serena. Pero entonces fui la mas idiota del Reino de los idiotas y me escape de sus brazos apresudaramente caminando hacia delante.
-Bueno vamos.- Dije fria, comparandome con el hielo. Sinceramente creo que su reaccion me dejo muy desconcertada.
-Tan linda y tan seca.- Espeto con un dejo de desprecio en sus formas, lo cual me hizo enfurecer. -¿Quieres formalidad? De acuerdo la tendras. Sin decir ablsolutamente nada mas, nos dirigimos hacia su coche. El camino se dio con un silencio aterrador y enfermizo. Fueran cuales fuesen su actos siempre acababa comiendome mis neuronas por su culpa. Necesitaría una aspirina.
-¿Llegamos?- Asintio, sin mirarme. -¿Llegamos tarde? - Nego con la cabeza nuevamente sin dirigir la vista hacia mi. Fue entonces cuando aparco el coche y se bajo, sin esperarme se puso a caminar apresuradamente. -¡Niiiicholas! - Lo regañe echa una furia, pero no volteo. Aligere mi paso para llegar a alcanzarlo y cuando estaba a punto de hacerlo, una chica llamada Amanda del departamento de administracion se metia junto a el en el ascensor,  esa rubia de bote no se quedaria sola con Nicholas. ¿Eso lo dije yo? En un segundo nos encontrabamos los tres en el mismo ascensor.
-Hola Nick.- Dijo con coqueteria, me aguante las nauseas de ver a una mujer casi cuarentona flirteando con el.- Ah, Jelly, suerte con tu primer dia.- Yo respondi con una sonrisa totalmente temporal, en cuanto aparte la vista volvi a mi cara de segurata vigilando cada movimiento.
-¿Piso?- Pregunte.
-Veintitres y veintiocho.- Y volvio a no mirarme.
-Tenemos que repetir lo del viernes guapeton.- Su habla insinuante era tan empalagosa, esta mujer estaba desesperada
esta mujer estaba desesperada por una noche de locura.

-Por mi no hay problemas.- Expreso el. Mis ojos se salian de orbita.- pero podrias darme un pequeño adelanto.- Dejo caer su maletin al suelo, pero que no fueran a hacer lo que creia. Para mi suerte, ella estaba tan deseosa que al sentir el cloc! Del maletin con el suelo se lanzo sobre el como una fiera hambrienta. Digamos que se comian la boca reciprocamente. Me los quede mirando, realmente eso no era normal. ¿Donde estana el profesional de ayer? En un instante Nicholas abrio los ojos y mientras la besaba me miro, fue entonces cuando
pudo apreciar mi cara de enfadada y sonrio sobre los labios de la chica, perdon mujer, para volver a besarla con mas pasion arremetiendola contra la pared provocando un bote en el ascensor. Hubiera deseado ser ella durante un instante aunque harta del espectaculo que ofrecian de un par de adolescentes en celo, me gire dandoles la espalda. El timbre sono alertando de la llegada.

-Bueno, adios tigre.-
Me quedaban 15 pisos a solas con el...

 

Y esto es toodo por hoy! El primer capitulo :D espero que les haya gustado y
un gusto subir para ustedes (:

runaawayraainbow.tumblr.com

www.fotolog.com/mydreamisthey_jb
twitter.com/StteffyTomatera

First OneShot♥ "Feelings"~


   JUST ENJOY IT! (:

Titulo: “FeelinGs
Pareja: Yamada Ryosyke, Sakura Kim (Personaje inventado) [YamaKura]

Capitulos:OneShot +O9
Autora: Stteffy! :)
Nota: Espero les guste :D no es de los primeros que escribo, pero es el primero que subo asi que :O asi que... ENJOY!!





 FeelinGs

Mire a mi alrededor. Todas las miradas centradas en mi. Aquellos cientos
de pares de ojos solo estaban posados en mi persona, dandome una
incomodidad que jamas había sentido en toda mi vida.

 -Vamos, Yamada!-Grito el estupido bufon, agudizando su voz en forma
de burla. Yamada le miro furioso, intentando zafarse de su agarre.

-Taguchi, sueltame!! Sueltame ahora o de verdad, juro lo lamentaras!!-Exclamo el joven furioso e indefenso.
Le mire impactada. Nunca en la vida le habia visto tan furioso. En realida jamas le habia visto furioso.
 -Oh, es de no creerse! El pequeño Yamada Ryosuke amenazandome. Increible en verdad!- Comento el grandote, bufon, nuevamente.
 -Taguchi...-Murmuro Ryosuke a punto de estallar.
 -Oh, vamos Yama-chan! Solo dile lo que sientes. Vamos, si en verdad eres tan hombre. ¡Dile que la amas!- Al escuchar aquellas palabras mi piel se erizo Mire con todo mi odio a Brown, con tanta impotencia... E hice uso del poder que mis compañeros brindaban hacia mi.
Con todas las fuerzas de mi cuerpo, le grite Le grite con un odio que jamas habia sentido hacia el. Quiza porque nunca le habia prestado la mas minima atencion, y suerte que sabia su nombre. Pero el a mi me conocia mucho. Demasiado para mi gusto.
 -Taguchi!!!-Me observo perplejo. Tal vez por el hecho de que no esperaba que le llamara por su nombre. -Suéltale ahora mismo.!!
 Por una cuestion de pena, de mi misma, no le dirigi una sola mirada al muchacho de la sonrisa perfecta que, de entre los brazos de Taguchi, me miraba atonito.
-Oh, vamos Sakura, solo quiero...- Comenzo el idiota parado frente a mi. Y, por cierto, qui le habia permitida llamarme por mi nombre??!!
 -He dicho que le sueltes ahora!-Sus ojos llamearon.
Mire por detras de mi, donde todo el gentio observaba cada movimiento que cada uno de nosotros tres efectuaba.
-Oh! Bien, bien. Le soltare!!-Exclamo resignado Taguchi.-Pero conste... Que solo lo hago porque ella lo dijo-Le advirtio a Yamada, tomandolo por los hombros con fuerza, para que Yamada no se voltease, y le mirara a la cara.-Pero ten cuidadode  estar solo, porque veras...-Le interrumpi furiosa.
-Oh, largate ya, Taguchi! Quieres?!-Oi varias risas a mis espaldas, pero no les preste atencion alguna en ese momento. Solo le miraba furiosa a Taguchi, que se comportaba como un completo idiota. Me hecho una mirada mientras se alejaba con su grupo de amigos, y todo el gentio se fue dispersando rapidamente al ver que el conflicto ya habia terminado.
Hasta que solo quedamos Nicholas y mi persona.
-eem, Gracias?-Dijo Yamada penosamente.
Le mire perpleja. No por el simple hecho de que me hablase, porque ya lo habia hecho en varias ocasiones, sino porque fue increible la electricidad que recorrio mi cuerpo al escucharle. Al escucharle seriamente por primera vez en mi vida, y notar lo dulce y melodiosa que era su voz.
-Fue... No... No es nada.-Baje la mirada rapidamente al sentir como sus ojos se encontraban con los mios. Mis mejillas ardieron al instante y pude oirí una suave y leve risa de parte de Ryosuke, que solo me observaba atento. -Despues de todo, no se me apetece ver como le desfigurabas el rostro a Taguchi.-Comente sintiendome una completa estupida. 
-Pues, menos mal que le has frenado, porque estaba a punto de hacerlo. Creeme.-‘Creeme que te creo completamente’ pense sin decirlo. Solo le sonrei intentando no mirarle a los ojos.
-Y algun dia lo are...-Murmuro en voz alta el joven, mirandome pensativamente.
Yo solo le dedique una mirada de perplijidad.-Oh, lo siento. No quise incomodarte, pero... pero de veras estoy furioso.
 -No te rebajes a su nivel, Ryosuke.-Murmure imaginando lo que le podria hacerle a Taguchi. Estaba mas que segura que el era mucho mas fuerte que el bufon que le habia tomado por la espalda, y, sin dudarlo, le daría una paliza cuando se le presentase la oportunidad. 
Al apartar aquellos pensamientos de mi mente, senti su mirada penetrante sobre
mi. Yamada me miraba con... Felicidad?? O algo muy por el estilo. (Sus mejillas ardieron al percatarse de que le habia llamado por el nombre. Algo que nunca habia hecho.)

-En fin, debo irme.-Masculle incomoda. 
-Pues, adios...-Dijo el,  acercandose inconscientemente.
Le mire detenidamente, pero muy detenidamente, casi como si no le conociera para nada. Como si no conociera esos ojos cafes, tan llenos de vida, tan sinceros. Ese cabello lizo que le sentaba tan bien a Ryosuke, haciendolo lucir mas... masguapo de lo que ya era. Su dulce voz  y su deslumbrante sonrisa. Ese cuerpo de deportista, algo que el no era, le dejaba perpleja cada vez que le veia. Y... Y sus labios. Dios, nunca habia notado lo perfectos que eran.
Y jamas habia notado aquella electricidad que me causaba su mirada sobre mi.
Jamas había notado aquella ansia por ingresar al colegio todos los dias, solo para verle a el. Tampoco esa repentina felicidad al estar a su lado, y lo molesta que se sentia al ver como otras muchachas coqueteaban con el. Y mucho menos... El deseo tremendo que tenia por besar sus labios.
-Gracias por lo de hoy...-Murmuro el muchacho, mirandome con dulzura, estando a solo dos pasos de mi persona.
-No hay de que...-Tartamudee, queriendo que el me besase. Pero no. Ryosuke se acerco lentamente a mi, mirandome con aprecio, con amor. Y muy, muy suave y dulcemente, beso  la comisura de mis labios, sintiendo el latir desenfrenado de su corazon.
-Adios...-Le murmure perdida en sus ojos.
-Adios Sakura...-Exclamo el en un leve suspiro.
Sin comprender mi actitud, aquella sensacion, a Ryosuke, y aquel repentino amor, me alejo de el y comence a caminar, pasando por su lado sin siquiera mirarle. Mi cuerpo se guiaba por si mismo, y mi mente vagaba en un lugar desconocido.
Al distanciarse del muchacho, senti que dejaba algo importante detras de mi. Algo que debia hacer. Algo que necesitaba 
Pero... Pero no podia. Yamada... Oh, Ryosuke era muy perfecto para mi! Ryosuke... Ryosuke... era Ryosuke, y aun que yo era, si quererlo,  la muchacha con mas popularidad de todo el instituto,  indeseadamente, la joven que todas las muchachas deseaban ser, la mas simpatica, divertida, y demas, segun otros. Yamada era muchopara mi. O al menos asi lo sentia.
Pero al sentir sus labios a tan pocos milimetros de los mios, sinti que debia estar con el, que le necesitaba, aunque apenas en ese momento lo habia notado. Notado que le queria, le necesitaba. Y le deseaba como a nadie. Pero mas que nada, deseaba darle amor…
-Sakura...!!!-Gritaron a mis espaldas. Mi corazon dio un vuelco y comenzo a latir desenfrenadamente, una vez mas.-Sakura!, Sakura detente! ¡Debo decirte algo!- Al escuchar aquellas palabras me detuve en seco.
Senti los pasos aquella persona hasta llegar a mis espaldas. Oia su respiracion agitada, a causa del trote que habia hecho hasta llegar a su lado.
-Sakura...-Murmuro en el  momento en que me volteaba para mirarle a la cara.
-Ryosuke...-Murmure mirandole con asombro.
EL se encontraba dulcemente hermoso en ese momento. Sus cabellos un tanto despeinados, sus mejillas enrojecidas, y sus ojos, con aquel brillo tan especial.
-Sakura...- Murmuro el nuevamente, acercandose un par de pasos mas hacia mi, mirandome con... Amor.-Sakura, necesito decirte...algo.
-Dilo, Ryosuke...-Le pedi amablemente, sin despear mi mirada de sus ojos. El me sonrio dulcemente. Se acerco un paso mas, quedando a la distancia perfecta  para tomar mi rostro
entre sus manos, acercarlo a suyo  y besar nuevamente la comisura de mis labios, dejandome perpleja, permitiendo que sintiera aquel dulce y suave tacto tan cerca de mis labios.

 -Por primera vez en mi vida, le are caso a Taguchi, y are lo que me pidio que hiciera.-Murmuro mirandome de aquella forma tan especial.
-Tu...eres increible en verdad. Y con solo  verte, me alegras el dia, Sakura. Con el  simple hecho de verte sonreir, soy feliz. Tu... tu me haces feliz. Me gustas Sakura.­-Murmuro sobre mis labios. -Y mucho...

Esos minima distancia desaparecio, y mis labios, por fin, se unieron junto a los suyos. Fue en ese momento cuando senti morir. Ryosuke jugaba con mis labios de la forma mas placentera y dulce posible, provocandome aquella sensacion de estar volando por los aites. Demostrandome todo el amor que sentia hacia mi.
Ryosuke alejo sus manos de mi rostro, llevandolas hacia mi cintura, y me apegandome a su cuerpo, impidiendo que no haya distancia entre nosotros. Y yo no pude quedarme atras. Lentamente subi mis manos hasta posicionarla sobre el rostro de aquel muchacho que me besaba con tanto amor y ternura
-Ryosuke...-Murmure impulsivamente al alejarme de el, a causa de la falta de oxigeno de parte de ambos.
-Te quiero, Sakura. Y mucho. Mas de lo que tu crees.
-...Y yo a ti, Ryosuke, en verdad...-Le dije mirandole a los ojos. Sintiendo la verdad de mis palabras. Recordando todos los momentos en que Ryosuke habia alegrado mis dias, con solo una mirada, con solo una sonrisa, con solo una palabra...
Y en ese momento senti que nada mas necesitaba, nada en exepcion de el, de estar a su lado, de compartir mil y un momentos con su compañia. Necesitaba estar con el. -Te amo Ryosuke...-Murmure para luego volver a sentir los labios de mi amado jugueteando gustosamente con los mios.
-Te amo Sakura.

runaawayraainbow.tumblr.com